::: OAXACAES ::: - Derecho de piso para la eternidad, los panteones en Oaxaca
Today: 16.Dec.2019
Jueves, 15 Octubre 2015 19:08

Derecho de piso para la eternidad, los panteones en Oaxaca

Escrito por Ángel Osorio
Valora este artículo
(0 votos)

 @senderosoax

En la zona metropolitana de la capital oaxaqueña, contamos con dos panteones que tienen una dinámica muy especial en la temporada de “muertos”: el panteón de “San Miguel” y los panteones del municipio conurbado de Xoxocotlán.

Un poco de historia. Hasta finales del siglo XVIII los oaxaqueños inhumaban a sus muertos en los atrios de los templos, sin embargo, epidemias de viruela y cólera, además de terremotos, impactaron fuertemente en la capital y se vio la necesidad de construir el primer cementerio civil: San Miguel, ubicado entre el río Jalatlaco y las canteras municipales.

El panteón fue construido a intervalos, “con cuatro muros, en su interior se hicieron cuatro galerías formadas por 100 arcos que contienen 2355 nichos” citando a Cruz Aguillón. Cuenta con una capilla central, la cual no fue concluida, muy probablemente porque en 1859 se atravesó la ley de secularización de cementerios.

En la actualidad, en los días de los “Fieles difuntos” y “Todos los Santos”, la los citadinos acuden a limpiar los sepulcros, algunos hasta con música y comida, la actividad es básicamente familiar. Sin embargo, hacia la tarde, el ambiente se transforma.

Con paciencia, los mencionados nichos son iluminados uno a uno con veladoras, lo que da un ambiente muy interesante a esas largas galerías. El gobierno municipal se encarga de organizar concursos de altares, pudiendo apreciar diferentes estilos y productos según la región. Música, teatro y algunas otras actividades culturales hacen un ambiente de celebración. Mención especial para el concurso de tapetes de arena (originalmente usados para un velorio) donde la creatividad de los participantes asombra a los asistentes una vez más.

Afuera del panteón se organiza una pequeña romería, con puestos de comida y juegos. En las calles aledañas desfilan algunas comparsas de los barrios y colonias cercanas.

En otro extremo de la ciudad, a quince minutos del centro, la celebración en el Panteón de Xoxocotlán toma matices muy diferentes. Xoxo, como lo conocemos, junto con San Martín Mexicapan, son herederos de un asentamiento mexica (azteca) alrededor de 1486, enviados por el emperador Ahuitzol.

Los habitantes han preservado una serie de tradiciones alrededor de las celebraciones de muertos. La tarde del 31 de octubre, las personas empiezan a llegar los panteones del municipio con veladoras, flores, alimentos y música, para acompañar a sus muertos en sus sepulcros durante toda la noche.

La “Velada”, como es conocida, es de alto interés por la belleza con que miles de velas y veladoras iluminan los sepulcros, además de los artísticos tapetes de arena.

Estos dos puntos son apenas una muestra de la riqueza cultural que se manifiesta en estas fechas. Al interior del estado, en cada región, hay expresiones únicas. Vale la pena visitar Oaxaca en estas fechas, si te lo pierdes, tendrás que esperar un año más.

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Ultimos
  • Popular
  • 0 Oaxaqueños ilustres: versión histórica del registro civil ¿Cuántas…
  • 0 Hablar de Josafat Gómez, es hacer referencia a…
  • 0 Hablar de Josafat Gómez, es hacer referencia a…
  • 0 Oaxaqueños ilustres: versión histórica del registro civil ¿Cuántas…
  • 0 Hablar de Josafat Gómez, es hacer referencia a…
  • 0 Hablar de Josafat Gómez, es hacer referencia a…
joyeria02